faviconEl Colegio Villa Nonguén debe su existencia a su fundadora, la Profesora María Elvira Cruz Magnani (1927-2013), quien para llevar a cabo esta obra constituyó la Fundación Familia Cruz Magnani, institución de derecho privado, sin fines de lucro y con el claro objetivo de prestar un servicio educacional gratuito a menores en riesgo social y/o vulnerables, preferentemente, del sector del Valle Nonguén de Concepción.

Para tal efecto, la Fundación Familia Cruz Magnani ha cumplido la tarea de sostenedora del Colegio Villa Nonguén, instancia gracias a la cual se ha podido concretar valiosas metas en beneficio de las niñas y niños del Colegio Villa Nonguén. La creación de la Fundación Familia Cruz Magnani data de fecha 21 de Diciembre del año 2000, obteniendo su personalidad jurídica con fecha 20 de Agosto de 2001, siendo su primer directorio el siguiente:

  •  Presidenta: Señora María Elvira Cruz Magnani (Profesora)
  •  Vicepresidenta: Señorita Ana Santos Espinosa Daroch (Abogada)
  •  Tesorero: Señor Jorge Hidalgo Bravo (Profesor)
  •  Secretaria: Señora Elena Díaz Islas (Profesora)
  •  Director: Señor Fernando Jiménez Larraín (Abogado).

De acuerdo al artículo segundo de los estatutos de la Fundación, suscrito en el Acta de Constitución de ésta, del año 2000, se plantea como objetivo o fin de la Fundación “Proporcionar e impartir enseñanza de educación básica, media o técnica a menores de edad de cualquier sexo, provenientes de familias de escasos recursos. Para la consecución de sus fines la Fundación podrá crear y sostener, en la ciudad de Concepción u otras, establecimientos educacionales cuyos nombres serán señalados por el Directorio y podrá realizar otras iniciativas que persigan específicamente el cumplimiento de su objetivo estatutario”.

A comienzos del año 2002 se aprueba el proyecto de construcción del edificio del Colegio, ejecutándose la obra a partir del mes de mayo de dicho año, terminándose definitivamente en el mes de Octubre del año 2002.

En el mes de Enero del año 2003 la fundadora del establecimiento dona el terreno y el flamante edificio recién construido a la Fundación Familia Cruz Magnani. Al mismo tiempo, la Fundación escoge el nombre para el establecimiento, denominándolo “Escuela Villa Nonguén”, el que más tarde sería modificado a “Colegio Villa Nonguén” por el Ministerio de Educación.

Ciertamente, sin la constitución de la Fundación Familia Cruz Magnani no existiría el Colegio Villa Nonguén y nada de esta obra sería posible. Con la construcción y puesta en funcionamiento del establecimiento, a partir del año 2003, los loables objetivos de la Fundación, expresados en su acta de constitución, se han ido cumpliendo a través de la labor realizada en este centro educacional.

Se debe destacar que la labor de los integrantes del directorio de la Fundación Familia Cruz Magnani, desde sus inicios y hasta sus actuales miembros, es ad honorem, entregando en forma solidaria y altruista parte de su tiempo para respaldar y sostener al Colegio Villa Nonguén.

Sin duda, la visión que tuvo la fundadora y primera Presidenta del directorio, Señora María Elvira Cruz Magnani, ha permitido que generaciones de niñas y niños tengan una oportunidad para superarse, contribuyendo a la equidad y a la paz social en nuestra comunidad, pues gracias a su generosidad y filantropía se pudo financiar, construir y poner en marcha esta institución que hoy ya lleva más de diez años educando a niños y niñas del Valle Nonguén.

En la memoria de los colaboradores de la Fundación Familia Cruz Magnani y de los estudiantes del Colegio Villa Nonguén quedará grabado a fuego el espíritu de la inspiradora de este “sueño hecho realidad”, nuestra fundadora, a quien, en nombre de toda la comunidad escolar expresamos nuestra gratitud y reconocimiento por su preocupación y amor hacia esta obra que generaciones de niñas y niños hoy y en el futuro sabrán valorar y que, sin duda, les significará un cambio en sus vidas, una oportunidad para superarse y vencer las dificultades propias de la vida con las armas de la educación y los valores. Esa gratitud será eterna y esta obra trascenderá como ejemplo de filantropía hacía la comunidad.

Sra María